Cómo quema grasas nuestro cuerpo

Una pregunta que todos nos hacemos cuando queremos adelagazar es ¿Cómo hacemos para quemar grasa? ¿Cómo reducir la grasa corporal que nos sobra?

Lo mejor es que nuestro cuerpo, estando en ayunas, quema grasa aunque hagamos una actividad baja.

La grasa es el combustible preferido de nuestro cuerpo.

Sin embargo, cada vez que ingerimos carbohidratos (pan, azúcar, pasta, arroz, etc.) nuestro cuerpo deja de quemar grasa.

Y aquí entra en funcionamiento la insulina.

La insulina en tu cuerpo

Cada vez que comemos un alimento aumenta la glucosa en sangre. El cuerpo reacciona ante esa subida de glucosa segregando insulina, cuya función es eliminar la glucosa en sangre. Ello lo consigue obligando a las células a absorber la glucosa para utilizarla como combustible.

Lo malo es que en cuanto aumenta el nivel de insulina en nuestro cuerpo, este ya no quema las grasas.

Es más, cuando hay glucosa en nuestra sangre, y por tanto insulina, no solo nuestro cuerpo no consume grasa, sino que absorbe la grasa que contenga el alimento.

Por ello, para quemar grasa lo primero que tenemos que hacer es tener un nivel bajo de azúcar.

¿Dónde se almacenan los depósitos de energía?

Nuestro cuerpo almacena la energía en forma de grasa y de azúcar.

El azúcar lo almacena en el hígado y en los músculos y nos ofrecen energía para un corto período de tiempo.

La mayor parte de la energía se almacena en forma de grasa en el tejido adiposo (barriga, caderas, etc.) y proporcionan más cantidad de energía. Además son muchos kilos de grasa los que se pueden acumular en el cuerpo.

Normalmente se cumple lo siguiente:

  • si comemos después de hacer ejercicio estamos alimentando nuestros músculos (azúcar), ya que después de hacer ejercicio los músculos son los primeros en recibir nutrientes.
  • si comemos sin hacer ejercicio estamos almacenando grasa.

Tener déficit de azúcar

Ya hemos visto que el secreto para quemar grasa es tener un nivel bajo de azúcar.

¿Cómo conseguimos bajar ese nivel?

De dos formas:

  • Comiendo menos azúcar.
  • Haciendo más ejercicio.

Al final, es algo que ya sabíamos, comer menos y hacer más ejercicio. Sin embargo, ahora sabemos cómo funciona nuestro cuerpo, qué tipos de alimentos influyen, cómo almacena los nutrientes y la importancia del azúcar y los ejercicios.

Dejar un comentario