Dieta Montignac (Método Montignac)

La dieta Montignac es una dieta destinada a la pérdida de peso que se popularizó en los años 90, sobre todo en Europa. Lo inventó el francés Michel Montignac (1944-2010). Tuvo mucho éxito a raíz de la publicación de su libro “Cómo adelgazar en comidas de negocios”.

Su método (Montignac le llama Método y no Dieta) está dirigido a personas que desean bajar de peso de manera eficiente y duradera. El método se describe con mucha precisión en sus libros, fruto de la investigación del autor. También existen muchos restaurantes que siguen el Método Montignac, repartidos por todo el mundo.

Montignac se apoya en la filosofía de la dieta disociada, donde no se mezclan ciertos ingredientes. Son tres comidas las que componen su Método (desayuno, comida y cena). Si se realizan bien no se debe pasar hambre en ningún momento del día.

El método Montignac no parte del recuento del número de calorías de los alimentos ni de restringir su cantidad. Lo que trata es de diferenciar los nutrientes según su índice Glucémico (IG).

Clasificación de los alimentos

Así clasifica los alimentos en grupos de alimentos:

  • 1: Glúcidos buenos o de bajo índice glicémico
  • 2: Glúcidos malos o de alto índice glicémico
  • 3: Grasas saturadas (normalmente de origen vegetal)
  • 4: Grasas insaturadas y mono instauradas
  • 5: Proteínas animales
  • 6: Proteínas vegetales
  • 7: Grasas trans

Se deben evitar los glúcidos «malos» y las grasas saturadas. También se debe tener en cuenta que las proteínas de origen animal se absorben más fácilmente que las vegetales.

Fases de la dieta

El método propone reducir el peso en dos fases:

  • Fase 1: perder peso
  • Fase 2: mantenerse con el peso perdido.

La primera fase debe seguirse de forma estricta. Solo debe consumir los «alimentos permitidos». Esta fase se continua hasta que no se alcance el peso corporal deseado. Están totalmente prohibidos el azúcar y sus derivados, el pan, las patatas y el alcohol. Asimismo propone evitar beber agua durante las comidas y las frutas deben tomarse en ayunas y no de postre, como es común.

La segunda fase es de estabilización o mantenimiento indefinido del peso conseguido. En esta fase el número de alimentos permitidos aumenta. Ni están permitidos los «glúcidos malos”. En esta fase se pueden realizar desviaciones que deben ser compensadas a priori (antes) y no después de haberse desviado.

Alimentos permitidos

Todo tipo de carnes (excepto trozos muy grasos) y pescados, pasta y arroz integral, arroz «Basmati», chocolate negro con más de un 70% de cacao, verduras, frutas consumidas 15 minutos antes de las comidas, huevos, harinas integrales, garbanzos, alubias, lentejas verdes y guisantes, quinoa cocida, queso, marisco, zanahoria cruda, yogur, leche (mejor desnatada), fructosa, frutos secos, aceitunas, aguacate, germen de soja, café descafeinado, té, infusiones, vino (con moderación), pan totalmente integral (solo en el desayuno). En cuanto a bebidas con cafeína, recomienda tomar con moderación y solamente en el desayuno.

Alimentos prohibidos

Azúcar, pan blanco, patata, maíz, harinas refinadas, zanahoria cocida, pasta (blanca), miel, arroz (blanco), castañas, habas, calabazas, pasas, remolacha, melón, cerveza (entre comidas), hojaldre, croquetas, ketchup, aceite de palma y otras fuentes de grasas saturadas o trans, maltodextrina, almidones modificados, refrescos con gas y bebidas alcohólicas.

Excluidos del método

Quedan excluidos los niños y los deportistas porfesionales o semiprofesionales. En el caso de los niños es debido a que debido a estar en fase de crecimiento necesitan un aporte nutricional diferente a un adulto. Igualmente los deportistas necesitan un aporte calórico superior al de los adultos normales.

Para saber más de la dieta Montignac

Se aconseja la lectura de los siguientes libros de Michel Montignac:

 

Dejar un comentario