La importancia del origen de las calorías

Ya hemos comentado la importancia del aporte calórico a nuestro cuerpo cuando nuestro objetivo es el de bajar de peso, no todas las calorías son iguales.

A igual cantidad de calorías no es lo mismo que esas calorías provengan de una fruta, de un filete de pollo o de un refresco azucarado.

Aporte energético de diferentes nutrientes

Entre los principales nutrientes energéticos se encuentran los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas.

También podemos considerar las fibras y el alcohol (aunque este último no es un nutriente).

El aporte calórico aproximado por cada gramo de nutriente es el siguiente:

  • Hidratos de carbono: 4 Kcal
  • Proteínas: 4 Kcal
  • Grasas: 9 Kcal
  • Fibra: 2 Kcal
  • Alcohol: 7 Kcal

Según el origen de las calorías tendrán diferente resultado en la sensación de saciedad, los efectos sobre la glucosa en sangre o el gasto de calorías que supone digerir estos alimentos.

El consumo calórico que supone metabolizar cada uno de estos elementos es el siguiente:

  • Hidratos de carbono: 7%
  • Proteínas: 27%
  • Grasas: 2,5%

Por tanto, siempre es mejor obtener las calorías de las proteínas que de productos elaborados, ya que a igual cantidad de calorías, tendremos más sensación de saciedad, no se almacenan en el cuerpo y se gasta más de una cuarta parte de las calorías en digerir las mismas.

Por tanto, vemos que aunque una galleta puede tener las mismas calorías que una pieza de fruta, el volumen de la fruta es mucho mayor, y también la sensación de saciedad. Además nos aporta vitaminas, minerales, fibras y antioxidantes que no incluyen las galletas o los dulces.

Por tanto, podemos ver que no hay que mirar únicamente la cantidad de calorías. Es casi más importante analizar la procedencia de las mismas.

Dejar un comentario