Medir la pérdida de peso

Las distintas formas de medir la pérdida de peso

La medida en kilogramos

La típica medida de la reducción de kilos no es necesariamente el mejor indicador para observar nuestra evolución a la hora de intentar adelagazar.

Normalmente, cuando decimos que queremos perder peso realmente nos referimos a que queremos perder grasa.

Esto es así porque cuando realizamos actividades tendentes a adelgazar solemos perder grasa pero con el ejercicio ganaremos tejido muscular.

Una persona con 80 kg que pierde 4 kg de grasa y gana 4 kg de músculo pesará lo mismo en una báscula. Sin embargo, habra mejorado mucho su estructura corporal y estará más saludable.

Por tanto, no debemos fijarnos únicamente en el peso en kilos que nos indica la báscula.

Además el volumen de un kilo de grasa es mayor que el volumen de un kg de músculo. Por ello, aunque una persona siga pesando lo mismo puede haber perdido mucho volumen.

El IMC

Este índice es algo mejor que el anterior ya que resulta de relacionar dos medidas: el peso y la estatura.

El porcentaje de grasa corporal

Esta es una medida más relevante para ver la evolución de nuestro cuerpo ya que mide la grasa de nuestro cuerpo respecto al total.

En los hombres, los atletas tienen entre el 6% y el 13% y se considera obesa a una persona con más de un 25% de grasa.

En mujeres, las atletas tienen entre el 10% y el 13% y se considera obesa a una persona con más de un 32% de grasa.

Las mejores formas de medir la pérdida de peso

Considerando que es más importante conocer la composoción de nuestro cuerpo en cuanto a proporción de grasa existen diversas formas de medir nuestra evolución.

Lo más preciso es un escáner DEXA, que hay que hacerlo en un centro especializado.

Otras forma de medir la composición en grasa de nuestro cuerpo es con el estudio de los pliegues de nuestro cuerpo, pero esto lo debe de hacer una persona especializada.

La mejor forma y más accesible es mediante básculas que midan nuestra grasa corporal. Es una económica aunque menos precisa que las anteriores. Analizaremos algunas de las mejores opciones que tenemos al final del artículo.

Otra forma es midiendo con una cinta métrica la cintura a la altura del ombligo y anostando esas mediciones. De esa forma tendremos un registro de nuestra evolución. Conforme midamos menos centímetros veremos que los pantalones nos quedarán grandes.

Mejores básculas inteligentes

Las siguientes básculas inteligentes nos ofrecen diferentes métricas cuyo seguimiento, evolución y representación gráfica podemos seguir en nuestro smartphone después de descargarnos la aplicación correspondiente.

Lo mejor de estas básculas es que no sólo miden diferentes factores sino que además podemos ver cómo vamos evolucionanado a lo largo de los meses.

No products found.

Dejar un comentario